NORMAS DE CONVIVENCIA, ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO

INTRODUCCIÓN

El presente Documento nace para:

· Facilitar la convivencia en el Centro, proponiendo normas claras y respaldadas por la mayoría.

· Favorecer la participación de todos en la creación de la Comunidad Educativa.

· Garantizar la igualdad en el trato y en la consideración.

· Impulsar una organización democrática en todos los asuntos del Centro.

· Recordar y fijar los derechos y deberes que todos poseemos.

· Defender y armonizar libertad y eficacia dentro de cada una de las tareas escolares.

· Animar la colaboración y el trabajo en equipo.

· Fomentar la autonomía y responsabilidad personal de todos los integrantes de la Comunidad Educativa.

TÍTULO I

Consideraciones generales

El presente escrito, cuyos referentes legislativos son:

La “Ley orgánica 2/2006” de 3 de mayo, de Educación, la cual establece en su artículo 121 que cada Centro en el ámbito de su autonomía, regule la convivencia a través del Proyecto Educativo de Centro pues en el se definen los artículos que la regulan. De igual modo en su artículo 124 sobre normas de organización y funcionamiento establece…”incluir las que garanticen el cumplimiento del plan de convivencia”.

El “Decreto 3/2008, de 8-01-2008, de la convivencia escolar en Castilla la Mancha” cuyo capítulo 1, describelos aspectos a incluir en las normas de convivencia, organización y funcionamiento del Centro y las aulas como parte del Proyecto Educativo. En el cual y como marca la Ley y haciendo uso de las competencias de autonomía de las que dispone el Centro, se regulan las normas de convivencia democrática de todos los sectores que forman el Centro Educativo, se describen los Órganos de Gobierno y se establecen las normas internas de funcionamiento de la Comunidad Educativa, y constituye, de acuerdo con la Constitución una garantía de los derechos de todos los miembros de la Comunidad Escolar.

Artículo 1: Objetivos del Colegio “Maestro Ávila y Santa Teresa” e identificación explícita de los principios recogidos en el Proyecto Educativo.

1.El Colegio, cuyo titular es la Cooperativa de Enseñanza “Maestro Ávila y Santa Teresa” Sociedad Cooperativa Limitada de Almodóvar del Campo, Ciudad Real, tiene como fin primordial el pleno desarrollo del alumno, fomentando una personalidad responsable, democrática, solidaria, motivada, respetuosa y autónoma.

2. La formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia.

3. Como Centro de Enseñanza, procurará la adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, así como los conocimientos científicos, técnicos, humanísticos, históricos y estéticos que permitan al alumno obtener una capacitación para el ejercicio de una formación o actividad profesional posterior.

4. La preparación para participar activamente en la vida social y cultural.

5. La formación para la paz, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos.

6. Pondrá los medios necesarios para facilitar la relación institucional entre el Centro y las Asociaciones de Antiguos Alumnos que existan o puedan formarse.

7. Establecer una amplia y permanente red de comunicación entre los profesores y los padres de alumnos del colegio, para contribuir a la mejor consecución de los objetivos educativos.

8. La formación personalizada, que propicie una educación integral en conocimientos, procedimientos y actitudes en todos los ámbitos de la vida: personal, social, familiar y profesional. Para ello se atenderá la diversidad de los alumnos en el Centro, partiendo de sus capacidades y habilidades, adecuando la formación a cada alumno.

9. La efectiva igualdad de derechos entre los sexos, el rechazo a todo tipo de discriminación y el respeto a todas las culturas, fomentando el respeto a la convivencia, la cooperación, la solidaridad, la paz y una actitud de defensa al medio ambiente.

10. El desarrollo de las capacidades creativas y del espíritu crítico, utilizando para ello el lenguaje en todos sus aspectos y el razonamiento concreto y abstracto, y en especial los hábitos y técnicas de trabajo.

11. La autonomía pedagógica del Centro dentro de los límites establecidos por las leyes, así como la actividad investigadora de sus profesores a partir de su práctica docente.

12. La atención psicopedagógica y la orientación educativa y profesional.

13. La relación con el entorno social, económico y cultural, en especial con el municipio y todas las instituciones que quieran participar en la tarea educativa.

14. Todos aquellos recogidos en el proyecto Educativo de Centro en los que se inspiran.

Artículo 2: Procedimiento para su elaboración, aplicación y revisión en el nivel del Centro y del aula.

1.- A nivel de Centro: Se han trabajado las normas así como las acciones en caso de incumplimiento. De igual manera se ha elaborado un modelo de parte de incidencia. Todo el Equipo Docente ha aportado las normas elaboradas y el Equipo Directivo las ha recogido en un documento que se expone como anexo al presente. Posteriormente se ha elaborado el Documento definitivo que será presentado al consejo Escolar.

2.- A nivel de aula: Cada tutor ha trabajado con su grupo de alumnos en la elaboración y revisión de las normas, sensibilizándolos de la necesidad de tener unas normas y de la importancia de su cumplimiento para todos. Los alumnos/as presentaron un inventario de conductas para que partiendo de ellas se llegara a los comportamientos que interfieren la convivencia de la clase. Así se han formulado una serie de normas, incluyendo el profesor las que considera necesarias si no han sido tenidas en cuenta por los alumnos.

3. El Equipo Directivo adoptará las medidas para que este Documento sea conocido y consultado por todos los miembros de la Comunidad Educativa.

2. El ámbito de aplicación del presente Documento abarca a todos los miembros, órganos y servicios de la Comunidad Educativa de este Centro.

3. Las normas contenidas en este reglamento están basadas en la Constitución Española y en las leyes que afectan al sistema educativo, debiendo el Documento adaptarse a las nuevas ordenaciones sobre enseñanza que aparezcan. En caso de contradicción, prevalecerán estas últimas.

4. Cualquier miembro del Consejo Escolar puede proponer la modificación de un artículo o capítulo de este Documento, siendo necesario el acuerdo de los dos tercios del Consejo para aprobar esta modificación

 

TÍTULO II

De los Órganos de Gobierno

Artículo 3: Órganos Unipersonales y Colegiados

1. Los Órganos de Gobierno del Centro son unipersonales y colegiados. Son órganos unipersonales de gobierno el Director, el Jefe de Estudios y el Secretario.

2. Son órganos colegiados de gobierno el Consejo Escolar y el Claustro de Profesores.


Capítulo Primero

Órganos Unipersonales de Gobierno

Artículo 4: Competencias del Director

La selección del Director se hará siguiendo la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de Educación.

Son competencias del Director:

1. Ostentar oficialmente la representación del Centro.

2. Cumplir y hacer cumplir las leyes y demás disposiciones vigentes.

3. Dirigir y coordinar las actividades del Centro, sin perjuicio de las competencias del Consejo Escolar.

4. Ejercer la jefatura de todo el personal adscrito al Centro.

5. Convocar y presidir los actos académicos y reuniones de los Órganos Colegiados.

6. Proponer el nombramiento del Equipo Directivo, así como cesar a cualquiera de sus componentes, designar a los Jefes de Departamento y a los tutores.

7. Ejecutar los acuerdos de los Órganos Colegiados en los ámbitos de sus competencias.

8. Elaborar, con el Equipo Directivo, la Programación Anual y la Memoria Final del curso, así como el anteproyecto de presupuestos para el Centro.

9. Autorizar los gastos, de acuerdo a los presupuestos aprobados por el Consejo Escolar, así como el ordenar los pagos.

10. Coordinar y garantizar la participación de la Comunidad Educativa, procurando los medios precisos, para el eficaz desarrollo de sus atribuciones y derechos.

11. Garantizar la información sobre el funcionamiento del Centro a todos los sectores de la Comunidad Educativa y a sus organizaciones representativas, y garantizar el derecho de reunión de profesores, alumnado, familias y personal de administración y servicios, de acuerdo a lo dispuesto en la legislación vigente.

12. Favorecer la convivencia y participación en el Centro Educativo, garantizar el procedimiento para imponer las correcciones que correspondan, de acuerdo con las normas del presente documento y con los criterios fijados en el Consejo Escolar.

13. Todas aquellas que establezca la normativa educativa vigente.

Artículo 5: Competencias del Jefe de Estudios

Son competencias del Jefe de Estudios:

1. Coordinar y velar por la ejecución de las actividades de carácter académico de profesores y alumnos en relación a la Programación General del Centro.

2. Confeccionar los horarios académicos en colaboración con los restantes órganos unipersonales, de acuerdo a los criterios acordados por el Claustro y velar por su estricto cumplimiento.

3. Coordinar las actividades de orientación escolar y profesional, así como la acción tutorial.

4. Ejercer, por delegación del Director, las funciones de Jefe de Personal del personal docente, en todo lo relativo al régimen académico.

5. Sustituir al Director en caso de ausencia o enfermedad.

6. Coordinar las actividades de los Jefes de Departamento.

7. Coordinar las actividades de formación de los profesores realizadas en el Colegio, y facilitar las que se aprueben por el Claustro para ser realizadas fuera del Centro.

8. Organizar los actos académicos.

9. Participar, con el resto del Equipo Directivo en la elaboración de la propuesta del Proyecto Educativo y la Programación General Anual.

10. Cualquiera que le pueda ser encomendada por el Director en el ámbito de sus competencias.

11. Velar por el cumplimiento de las propuestas de los diferentes equipos educativos en las Juntas de Evaluación.

12. Presidir las Comisiones creadas por el Consejo escolar para analizar medidas disciplinarias o de orientación. Podrá delegar en cualquier otro miembro del Equipo Directivo.

13. Asegurar el cumplimiento de las normas de convivencia necesarias para el normal desarrollo de las clases, y actuar, oído el tutor, en los temas que se detecten de mal funcionamiento del equipo educativo, dando curso a las quejas que puedan presentar los representantes de los alumnos.

14. Todas aquellas que establezca la normativa educativa vigente.

Artículo 6: Funciones del Secretario

Son funciones del Secretario:

1. La ordenación del régimen administrativo del Centro, de conformidad con las directrices del Director.

2. Actuar como secretario de los órganos colegiados del Centro, levantar actas de las sesiones y dar fe de los acuerdos, con el visto bueno del Director.

3. Custodiar los libros y archivos del Centro.

4. Expedir las certificaciones que soliciten las autoridades y los interesados.

5. Ejercer, por delegación del Director, y bajo su autoridad, las funciones de Jefe del personal de administración y servicios adscritos al Centro.

6. Participar en la elaboración de la propuesta de Proyecto Educativo y de la Programación General Anual, junto con el resto del Equipo Directivo.

7. Ordenar pagos y disponer de las cuentas bancarias, con el visto bueno y coordinado por el Director.

8. Cualquier otra función que pueda encomendarle el Director dentro del ámbito de sus competencias.

9. Todas aquellas que establezca la normativa educativa vigente.

 

 

Capítulo Segundo

Órganos Colegiados de Gobierno

Artículo 7: El Consejo Escolar

Los Consejos Escolares son los órganos de participación de los padres, profesores, alumnado y personal de administración y servicios del Centro, cuyas competencias y funciones están recogidas enla Ley Orgánica 2/2006 de Educación (LOE). Los componentes del mismo tienen la obligación y el derecho a asistir a las sesiones a las que se les convoque, justificando de antemano al presidente del mismo las razones de su no asistencia. El presidente intentará proponer horarios de reunión que permita la asistencia de la gran mayoría de sus miembros.

1. El Consejo Escolar estará compuesto por los miembros que marca la ley, en la que el Secretario del Centro tendrá voz pero no voto y actuará como Secretario del Consejo Escolar.

2. El consejo escolar adoptará sus acuerdos por mayoría simple excepto en los siguientes casos:

2.1. Aprobación y ejecución del presupuesto anual.

2.2. Aprobación del Proyecto Educativo y de las Normas de Convivencia, Organización y Funcionamiento del Centro, así como sus modificaciones, que se realizará por mayoría de dos tercios.

2.3. Propuesta de revocación del Director, que también se realizará por mayoría de dos tercios.

3. El Consejo Escolar tendrá las siguientes competencias:

3.1. Aprobar la Programación General Anual.

3.2. Conocer las candidaturas a la Dirección y participar en la selección del Director en los términos que la LOE establece.

3.3. Aprobar el Documento sobre las Normas de Convivencia, Organización y Funcionamiento del Centro, así como las modificaciones que pudieran hacérsele.

3.4. Establecer una Comisión de Admisión de alumnos.

3.5. Aprobación del presupuesto del Centro y la ejecución del mismo.

3.6. Informar de la memoria anual sobre las actividades y situación general del Centro.

3.7. Promover la renovación de las instalaciones del Centro y vigilar su conservación.

3.8. El Director como presidente del consejo escolar, convocará al mismo un mínimo de tres veces durante el curso escolar, o lo solicite, al menos, un tercio de sus miembros.

3.9. El Consejo Escolar formará una Comisión de Convivencia para tratar temas referentes a asuntos de disciplina o para el establecimiento de actividades extraescolares que puedan aprobarse, así como todas las que considere oportunas.

3.10. Responsabilidad de conocer la resolución de conflictos disciplinarios y velar por que se atengan a la normativa vigente, y la de proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el Centro y la resolución pacífica de conflictos.

3.11. Aprobar el Plan y la Carta de Convivencia, que será elaborada por el Centro con la participación del profesorado, alumnado, la asociación de madres y padres de alumnos y será firmada por los representantes de la Comunidad Educativa. En esta se recogerán, como una “Declaración, los principios y valores del Proyecto Educativo que guían la convivencia.. Esta declaración será pública y estará visible en un lugar relevante del Centro.

4. Las votaciones del Consejo Escolar se podrán realizar a mano alzada, siempre que ningún miembro del mismo se oponga, procediéndose entonces a realizarla mediante voto secreto.

Artículo 8: Comisiones Delegadas del Consejo Escolar

Comisión de Convivencia

Estará compuesta por el Director del Colegio, El Jefe de Estudios, un profesor, un padre de alumno y un alumno que serán elegidos por cada uno de los sectores. La composición concreta se especificará en el acta del Consejo Escolar correspondiente.

Sus competencias son las específicamente atribuidas en el Decreto 3/2008, de 8 de enero que establece el marco regulador de la convivencia en los Centros docentes de la Comunidad de Castilla la Mancha:

a) Asesorar a la Dirección del centro y al conjunto del Consejo Escolar en el cumplimiento de lo establecido en dicho decreto.

b) Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la Comunidad Educativa para prevenir y evitar el conflicto y mejorar la convivencia, el respeto mutuo y la tolerancia en el Centro.

c) Elaborar un informe anual analizando los problemas detectados en la gestión de la convivencia y, en su caso, en la aplicación efectiva de los derechos y deberes del alumnado, que será trasladado a la Dirección del Centro y al Consejo Escolar.

La Comisión de Convivencia se reunirá cada vez que sea necesario y al menos una vez al trimestre.

Las conclusiones que se deriven de cada reunión de la Comisión de Convivencia serán entregadas para su información a los tutores, AMPA y a la Junta de Delegados, y se dará información pública de las conclusiones a través del tablón de anuncios.

La Comisión de Convivencia garantizará la coherencia entre la aplicación de la norma o consecuencia ante un conflicto determinado y la finalidad eminentemente educativa de la misma.

Artículo 9: El Claustro de profesores: carácter, composición y competencias.

1. Es el Órgano propio de participación de los profesores enel Centro, y tiene la responsabilidad de planificar, coordinar, decidir e informar de todos los aspectos educativos del mismo.

2. El Claustro estará presidido por el Director y estará integrado por la totalidad de los profesores que presten servicio en el Centro.

3. El Claustro se reunirá, con carácter ordinario, al menos, una vez al trimestre y siempre que lo convoque el Director o lo solicite al menos un tercio de sus miembros. Será preceptiva, además, una sesión del Claustro al principio de curso y otra al final.

4. La asistencia a los claustros convocados es obligatoria para la totalidad de sus miembros. Cuando algún profesor no pueda asistir a los mismos, deberán justificarlo al Director, como mínimo, el mismo día de la convocatoria.

5. La no asistencia injustificada reiterada a los claustros, será objeto de un informe por parte del Director a las autoridades administrativas competentes.

6. Entre las principales competencias del Claustro, estarán las siguientes:

6.1. Formular propuestas al Equipo Directivo de cara a la elaboración de la Programación General Anual y al Proyecto Educativo.

6.2. Establecer los criterios generales para la elaboración de los diseños curriculares, de acuerdo con el Proyecto Educativo del Centro.

6.3. Promover iniciativas en el ámbito de la experimentación y de la investigación pedagógicas.

6.4. Conocer las candidaturas a la Dirección y los programas presentados por los candidatos.

6.5. Analizar y evaluar los aspectos docentes del Proyecto Educativo y la Programación General Anual.

6.6. Aprobar los criterios pedagógicos para la elaboración del horario de los alumnos.

6.7. Aprobar la planificación general de las sesiones de evaluación y calificación y el calendario de pruebas o exámenes extraordinarios.

6.8. Aprobar los criterios para la elaboración del horario de los profesores.

6.9. Conocer las relaciones del Centro con las instituciones.

6.10. Todas las establecidas por la Normativa Educativa vigente.

 

TÍTULO III

De los Órganos de coordinación docente

Artículo 10: Junta de Profesores de Grupo y Acción Tutorial

La Junta de Profesores de Grupo estará constituida por todos los profesores que impartan docencia a los alumnos del grupo y estará coordinada por el profesor tutor. Se reunirá una vez por trimestre para la evaluación del grupo, y mensualmente para la coordinación entre los profesores del grupo y siempre que sea convocada, de manera extraordinaria por el Director o el Jefe de Estudios, a propuesta del tutor.

Tendrá, como funciones:

1. Analizar el grado de consecución de los objetivos propuestos.

2. Coordinar la didáctica de los distintos contenidos que se imparten en el grupo.

3. Determinar los criterios del equipo respecto al seguimiento de la evaluación continua, incluida la falta de asistencia.

4. Establecer las actuaciones que el equipo considere oportunas, de cara a mejorar el clima de convivencia del grupo.

5. Cada tutor será el responsable de informar al alumno de su evolución en la consecución de los objetivos propuestos y de los aspectos de mejora que considere pertinente.

6. Evaluar la marcha del grupo en el desarrollo de las programaciones y proponer las medidas de rectificación en las deficiencias que se detecten. Se determinará también los procesos de recuperación y las actividades de las mismas, susceptibles de convocatoria extraordinaria de evaluación, teniendo en cuenta las circunstancias individuales de los alumnos.

7. El tutor velará que al alumno se le asignen tareas que sirvan para cubrir los objetivos programados, y atenderá a los problemas de aprendizaje que se presenten, y valorará el desarrollo de las actividades.

8. Informar a los padres de la marcha de los alumnos

 

TÍTULO IV

De los Órganos de participación

Artículo 11: Composición y régimen de funcionamiento de la Junta de Delegados.

1. En el Colegio, existirá una Junta de Delegados que estará compuesta por los representantes de los distintos grupos y por los representantes de los alumnos en el Consejo Escolar. Los miembros de la misma, en el ejercicio de sus funciones, tendrán derecho a conocer y consultar las actas de las sesiones del Consejo Escolar, y cualquier otra documentación administrativa del Centro que les afecte, salvo aquellas cuya difusión pudiera afectar al derecho a la intimidad de las personas o al normal desarrollo de los procesos de evaluación académica.

2. la Junta de Delegados podrá reunirse en pleno o en comisiones cuando la naturaleza de los problemas lo haga conveniente y antes y después de las reuniones que celebre el Consejo Escolar, donde informarán los representantes de los alumnos a la misma de los problemas de cada grupo, así como informarán a sus compañeros de los acuerdos más relevantes que haya acordado el Consejo Escolar.

3. El Jefe de Estudios facilitará a la Junta de Delegados el espacio adecuado para las celebraciones de las reuniones, así como los medios materiales necesarios para su correcto funcionamiento.

4. La Junta de Delegados tendrá las siguientes funciones:

4.1. Elevar al Equipo Directivo propuestas para la elaboración del Proyecto Educativo del Centro y la Programación General Anual.

4.2. Elaborar informes al Consejo Escolar por iniciativa propia o a petición de éste.

4.3. Elaborar propuestas de modificación del presente documento, dentro del ámbito de su competencia.

4.4. Informar a los estudiantes de las actividades de la Junta, así como convocar asambleas de estudiantes a petición de un grupo que lo solicite.

5. Cuando lo solicite, la Junta de Delegados, en pleno o en comisión, deberá ser oída por los órganos de gobierno del Centro, en los siguientes temas:

5.1. Celebración de pruebas o exámenes.

5.2. Establecimiento y desarrollo de actividades culturales y recreativas en el Centro.

5.3. Presentación de reclamaciones en los casos de abandono o incumplimiento de las tareas por parte del Centro.

5.4. Alegaciones y reclamaciones sobre la objetividad o eficacia en la evaluación y la valoración del rendimiento académico de los alumnos.

5.5. En caso de medidas correctoras a alumnos, la Junta de Delegados podrá proponer, por la vía de sus representantes en el Consejo Escolar, a la Comisión creada por el Consejo a tal efecto, las alegaciones y reclamaciones que consideren oportunas.

5.6. La Junta de Delegados podrá establecer comisiones de relación con las asociaciones de ex-alumnos que funcionen en el Centro, informando al Equipo Directivo de las condiciones de la misma.

Artículo 12: De las Asociaciones de Ex-alumnos/as

1. Los alumnos/as titulados en el Centro, tienen derecho a constituirse en asociaciones, para lo cual el Equipo Directivo pondrá los medios necesarios para facilitar la puesta en marcha de las mismas, dotándolas de los espacios necesarios para desarrollar su labor.

2. Las asociaciones de ex-alumnos que quieran disponer de los espacios y medios del Centro, deberán presentar sus estatutos y número de Registro y Asociación, tanto en la Junta de comunidades como en el Ayuntamiento, y la planificación de actividades al Consejo Escolar, que será quien determine la aprobación de aquellas actividades que impliquen la utilización de los medios o espacios del Centro.

 

TÍTULO V

De la convivencia en el Centro

Capitulo Primero

De los Derechos y Obligaciones de los miembros de la Comunidad Educativa

Artículo 13: Derechos y obligaciones del Profesorado

1. Los profesores tienen derecho a que se les respete la libertad docente, dentro de las directrices emanadas del Claustro de Profesores y de los departamentos docentes.

2. Todos los profesores adscritos a un departamento tienen la obligación y el derecho de asistir a las reuniones programadas por el Jefe de Departamento. Así como elaborar el Proyecto Curricular y participar en la propuesta de adquisición de material inventariable y fungible.

3. Los profesores tienen la obligación de informar a los alumnos de los contenidos de la programación del área que imparten: objetivos, contenidos, temporalización, metodología, proceso de evaluación y actividades complementarias, así como de cualquier cambio o modificación que se pueda producir durante el desarrollo del curso.

4. Dentro de las funciones implícitas al desarrollo de la labor docente están todas aquellas actividades que se programen como actos académicos (Claustros, Consejos Escolares, Juntas de Evaluación, presentaciones y clausuras de curso, etc.), actividades complementarias y/o extraescolares. Por esta razón, la asistencia y colaboración con las mismas son obligaciones ineludibles, cuya participación vendrá determinada por los órganos docentes encargados de estructurarlas.

5. Los profesores tienen la obligación y el derecho de disponer de los medios técnicos necesarios para el desarrollo de su labor docentes, por lo que se responsabilizarán de prever los materiales, tanto fungibles como inventariables en función de los medios y plazos que el departamento asigne para sus módulos.

5.1. Sólo en casos excepcionales se podrá autorizar a los alumnos el uso de instalaciones y equipos en horario que no sea el que dicho profesor tenga reservado para impartir sus clases.

5.2. El profesor será el responsable del buen uso que los alumnos den a las instalaciones y equipos utilizados durante las clases. Antes de comenzar la actividad docente, deberá comprobar que las instalaciones y equipamientos están en perfecta condiciones de uso.

5.3. En caso de producirse una avería en cualquier equipo o instalación del Centro, el profesor que la detecte, deberá notificarlo al Jefe de Estudios.

6. Los profesores tienen derecho a ser tratados con respeto y a la preservación de su intimidad, integridad y dignidad por parte de toda la Comunidad Educativa en cualquier momento y ante cualquier circunstancia.

Artículo 14: Derechos de los/as Alumnos/as.

Sin perjuicio a lo establecido en el Real Decreto 732/1995, de 5 de mayo, lo que a continuación se establece es la adecuación de dichas normas a las características particulares de nuestro Centro:

1. A recibir una formación adecuada a lo expuesto en los desarrollos curriculares, en lasprogramaciones de las distintas áreas, y a ser informado sobre su evolución por los profesores y por su profesor tutor.

3. A que su rendimiento académico sea valorado mediante criterios objetivos, recibiendo información previa de los mismos, pudiendo participar, a través de sus representantes, en la revisión de dichos criterios o su aplicación, en caso de considerarse lesionado.

4. A la reclamación contra las decisiones que resulten del proceso de evaluación. Dicha reclamación deberá basarse en la inadecuación de la prueba propuesta al alumno en relación con los objetivos o contenidos sometidos a evaluación y con el nivel previsto en la programación, e irá dirigida al Jefe de Estudios.

5. Los miembros de la Junta de Delegados, en ejercicio de sus funciones, tendrán derecho a conocer y a consultar las actas de las sesiones del Consejo Escolar y cualquier otra documentación administrativa del Centro que les afecte, exceptuando aquellas cuya difusión pueda afectar el derecho a la intimidad de las personas o al normal desarrollo de los procesos de evaluación académica.

6. A participar en todas las actividades académicas que se promuevan en el Centro, tanto desde los órganos de gobierno del centro como desde las asociaciones de ex-alumnos, como de sus propios representantes y a recibir información sobre las mismas.

7. Al respeto de su intimidad, integridad y dignidad por parte de toda la Comunidad Educativa.

8. A la utilización de los medios técnicos e instalaciones del Centro en las actividades de aprendizaje programadas, con las limitaciones derivadas de la programación de actividades escolares y extraescolares.

9. A ser tratados con respeto e igualdad en todo momento y ante cualquier circunstancia.

10. A ser educados en un espíritu de tolerancia, comprensión y convivencia democrática.

11. A ser respetados en sus conciencias cívica, moral y religiosa.

12. A recibir orientación escolar y profesional.

13. A recibir la información que les permita optar a posibles ayudas compensatorias de carencias de tipo familiar, económico y sociocultural, así como la protección social en los casos de accidente o infortunio familiar.

Artículo 15: Obligaciones de los alumnos

Los alumnos, como parte de la Comunidad Educativa a la que pertenecen, deberán tender al mantenimiento de un adecuado clima de convivencia que permita y favorezca un adecuado proceso de enseñanza-aprendizaje. En orden a la consecución de esta finalidad se establecen los siguientes deberes de los alumnos:

1. Aprovechar positivamente el puesto escolar que la sociedad pone a su disposición. El interés por aprender y la asistencia a clase, es decir, el deber del estudio es la consecuencia del derecho fundamental a la educación.

2. Seguir las indicaciones de todo el personal del Centro en lo relativo a la organización de la actividad del mismo en cualquiera de sus facetas.

3. Cuidar y hacer cuidar el material y los equipos del Centro, reponiéndolo en caso de pérdida o deterioro intencionado. Los alumnos no podrán ser autorizados para utilizar ninguna instalación, sin que previamente, el profesor haya constatado que tanto las instalaciones, como los equipamientos, estén en perfecto estado antes del comienzo de la actividad.

5. Está prohibido fumar en todo el Colegio, incluida los patios y está prohibido comer o beber en todo el Centro (excepto los patios).

Este Centro esta afectado por la Ley 5/2002, de 27 de junio, sobre las limitaciones a la publicidad, venta y consumo de bebidas alcohólicas y tabaco en centros educativos.

6. La no utilización, en todo el recinto escolar, de aparatos o dispositivos electrónicos susceptibles de ser utilizados como soportes de grabaciones de audio o vídeo, como móviles, grabadoras, cámaras de vídeo, MP3, etc.

7. El respeto a las normas de convivencia dentro del Centro.

8. No salir del recinto escolar en horas de clase ni en los recreos, salvo por causa justificada, con autorización paterna y previa consulta al tutor.

9. Respetar la dignidad y función de los profesores.

10. Participar en las actividades académicas organizadas por el Centro.

11. Colaborar con los compañeros, respetando la dignidad e integridad de estos, así como actuar tolerantemente ante opiniones distintas a las suyas.

 

 

Artículo 16. De las Madres, Padres y Tutores.

1) Las madres, padres o tutores legales de los alumnos tienen derecho a:

a) Que en el Centro se imparta el tipo de educación definido en el carácter propio y en el Proyecto Educativo de Centro.

b) Que sus hijos reciban una educación con las máximas garantías de calidad, en consonancia con los fines establecidos en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de Autonomía y en las leyes educativas vigentes.

c) Participar en los asuntos relacionados con el desarrollo del proceso educativo de sus hijos en el Centro.

d) Recibir información acerca del proceso de aprendizaje e integración socioeducativa de sus hijos.

e) A ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación académica y profesional de sus hijos.

f) Ser recibidos por los profesores del Centro en los horarios establecidos.

g) A la reclamación ante los profesores o Dirección del Centro si consideran que su hijo/a ha sido sancionado injustamente. Siempre siguiendo el cauce correspondiente de profesor afectado, tutor, Jefe de Estudios y Director.

2) Las madres, padres y tutores legales de los alumnos están obligados a:

a) Procurar la adecuada colaboración entre la familia y el Centro, a fin de alcanzar una mayor efectividad en la tarea educativa. A tal efecto:

- Asistirán a las entrevistas y reuniones a las que sean convocados por los miembros del Equipo Directivo o tutor para tratar asuntos relacionados con la educación de sus hijos.

- Adoptarán las medidas necesarias para que sus hijos cursen los niveles obligatorios de educación y asistan regularmente a las clases.

- Informarán a los educadores de aquellos aspectos de la personalidad y circunstancias de sus hijos que sean relevantes para su formación e integración en el entorno escolar.

- Estimularán a sus hijos para que lleven a cabo las actividades de estudio que se les encomienden y propiciarán las circunstancias que fuera del Centro, puedan hacer más efectiva la acción educativa del mismo.

- Participarán de manera activa en las actividades que se establezcan en virtud de los compromisos educativos que el Centro establezca con la familia, para mejorar el rendimiento de sus hijos.

b) Cumplir las obligaciones que se derivan de la relación contractual con el Centro.

c) Respetar el ejercicio de las competencias técnico-profesionales del personal del Centro.

d) Justificar, por escrito, las faltas de asistencia o puntualidad de sus hijos.

e) Respetar las normas de organización y convivencia del Centro en aquellos aspectos que les conciernen.

Artículo 17: De la obligación de asistir puntualmente a las clases

Constituye un deber ineludible de los alumnos el asistir puntualmente a todas las clases durante la jornada escolar.

1. Las consecuencias de las faltas de asistencia serán las siguientes:

a) La Pérdida del derecho a la evaluación continua, cuando se trate de faltas de asistencia aun justificadas en número igual o superior al 20% de las horas previstas para

cada área computadas trimestralmente. El incumplimiento del mínimo de asistencia previsto en este apartado implicará a propuesta del Equipo Educativo, la pérdida del derecho a evaluación continua del alumno teniendo este, derecho a un procedimiento extraordinario de evaluación que consistirá en una prueba o conjunto de pruebas que determinarán la calificación final

b) Las previstas en el capítulo II del presente Título como conductas contrarias a la convivencia.

2. Las consecuencias de las faltas de puntualidad serán las siguientes:

a) La posibilidad de ser excluido de la actividad de la sesión correspondiente.

b) Ser computado el tiempo de retraso a los efectos de una eventual pérdida de evaluación continua de acuerdo con lo previsto en el apartado 1.a) de este artículo.

c) Las previstas en el capítulo segundo del presente Título como conductas contrarias a la convivencia.

 

Capítulo Segundo

Conductas contrarias a las normas de convivencia y conductas gravemente perjudiciales para la convivencia .Medidas preventivas y correctoras. Mediación escolar.

Artículo 18. Definición

Son conductas susceptibles de ser corregidas aquellas que vulneran lo establecido en las normas de convivencia, organización y funcionamiento del Centro y del aula o atentan contra la convivencia cuando son realizadas:

a) Dentro del recinto escolar.

b) Durante la realización de actividades complementarias y extracurriculares.

c) En el uso de los servicios complementarios del Centro.

Artículo 19. Criterios de aplicación de las medidas educativas correctoras

1. Para la aplicación de las medidas correctoras se tendrá en cuenta, junto al nivel y la etapa escolar, las circunstancias personales, familiares y sociales.

2. Las medidas correctoras deben ser proporcionales a la gravedad de la conducta que se pretende modificar, teniendo prioridad las que conlleven reparación y compensación mediante acciones y trabajos que tengan repercusión favorable en la comunidad y en el Centro.

3. En ningún caso pueden imponerse medidas correctoras que atenten contra la integridad física y la dignidad personal del alumnado.

4. El alumnado no puede ser privado de su derecho a la educación, y en el caso de la educación obligatoria, de su derecho a la escolarización, aunque sí se podrá imponer la realización de tareas educativas fuera del aula o del Centro docente durante el periodo lectivo correspondiente.

Artículo 20. Medidas educativas y preventivas y compromiso de convivencia

1) El Consejo Escolar, su Comisión de Convivencia, los demás órganos de gobierno y el profesorado pondrán especial atención en la prevención de actuaciones contrarias a las normas de convivencia.

2) El centro docente demandará a los padres, madres o a los representantes legales de los alumnos, o en su caso, a las instituciones públicas competentes, la adopción de medidas para modificar aquellas circunstancias que puedan ser determinantes de actuaciones contrarias a las normas de convivencia.

3) Las familias del alumnado que presente problemas de conducta y de aceptación de las normas escolares, podrán suscribir con el Centro un compromiso de convivencia, con el objeto de establecer mecanismos de coordinación y de colaborar en las medidas que se propongan, para superar esta situación.

4) Este compromiso de convivencia será supervisado por el Consejo Escolar y propondrá la adopción de medidas e iniciativas en caso de incumplimiento.

Artículo 21. Mediación escolar. Procedimientos de mediación para la resolución de conflictos.

1. La mediación escolar es un método de resolución de conflictos en el que, mediante la intervención imparcial de una tercera persona, se ayuda a las partes implicadas a alcanzar por sí mismas un acuerdo satisfactorio.

2. El proceso de mediación puede establecerse como estrategia preventiva en la gestión de conflictos entre miembros de la Comunidad Educativa.

3. La persona mediadora no puede tener ninguna relación directa con los hechos, ni con las personas que han originado el conflicto.

4. La mediación debe mantener un carácter confidencial, personal (sin intermediarios o representantes) y pacífico.

5. El proceso de mediación interrumpe cualquier otro procedimiento administrativo del centro, abierto al alumno o alumna y se puede iniciar a instancia de cualquier miembro de la comunidad educativa, siempre que las partes implicadas lo acepten voluntariamente; con exigencia a las partes (incluidas madres, padres o tutores), del compromiso a cumplir el acuerdo al que se llegue.

6. Las personas mediadoras deberán ser propuestas por la Dirección del Centro, de entre el alumnado, padres, madres o personal docente o administración, que dispongan de formación adecuada para conducir el proceso de mediación.

7. Cuando la mediación esté representada por un Equipo de mediación, como por ejemplo un grupo de alumnos, el responsable del grupo será el tutor de dichos alumnos.

8. Si el proceso de mediación se interrumpe o finaliza sin acuerdo, o si se incumplen los pactos de reparación, la persona mediadora debe comunicar estas circunstancias al Director del Centro para que actúe en circunstancia.

9. Se podrán llevar a cabo Programas de mediación a través del plan de Acción Tutorial, contando con la colaboración del departamento de Orientación, con el fin de difundir la idea de la mediación, así como obtener el perfil adecuado de las personas que podrán ejercer como mediadoras.

 

Artículo 22. Conductas contrarias a las normas de convivencia, organización y funcionamiento del aula y el Centro

1.Se calificará comoconductas contrarias a las normas de convivencia, organización y funcionamiento del aula y el Centro las siguientes:

a) Las faltas reiteradas de puntualidad o de asistencia a clase que, a juicio del tutor, no estén justificadas.

b) Las conductas que impidan o dificulten a otros compañeros el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber del estudio.

c) Los actos de incorrección o desconsideración e indisciplina con compañeros u otros miembros de la Comunidad Escolar.

d) Los actos que perturben el desarrollo normal de las actividades del Centro o de las clases.

e) Los daños y deteriorocausados intencionadamente en las instalaciones o el material del Centro.

f) Los daños y deterioro causados intencionadamente en los bienes o pertenencias de los miembros de la Comunidad Educativa.

g) La incitación o estímulo a la comisión de una falta contraria a las Normas de convivencia.

h) Cualquier otra incorrección de igual gravedad que altere el normal desarrollo de la actividad escolar que no constituya conducta gravemente perjudicial para la convivencia en el Centro.

i) El incumplimiento de la sanción impuesta.

 

j) La utilización en todo el recinto escolar de aparatos o dispositivos electrónicos susceptibles de ser utilizados como soportes de grabaciones de audio o vídeo, como móviles, grabadoras, MP3, MP4, IPOD, cámaras de vídeo, etc.

L) Fumar o consumir bebidas alcohólicas en todo el recinto escolar.

2. Las medidas correctoras serán las siguientes:

a) Amonestación verbal o por escrito. Redacción de Parte de Convivencia.

b) Expulsión de la sesión de clase con comparecencia inmediata ante el Jefe de Estudios o el Director, la privación del tiempo de recreo o cualquier otra medida similar de aplicación inmediata.

c) La retirada del teléfono móvil o del aparato o dispositivo electrónico utilizado hasta la finalización de la jornada, previo conocimiento o comparecencia de sus padres o tutores legales.

d) La realización de tareas o actividades de carácter académico en el Centro en el horario no lectivo del alumnado, por un tiempo limitado y con el conocimiento y aceptación de los padres, madres o tutores legales del alumno o alumna.

e) La restricción de uso de determinados espacios y recursos del Centro.

f) La sustitución del recreo por una actividad alternativa, como la mejora, cuidado y conservación de algún espacio del Centro.

g) El desarrollo de las actividades escolares en un espacio distinto al aula de grupo habitual, bajo el control del profesorado del Centro.

Artículo 23. Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro

1.Se calificará comoconductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el Centro las siguientes:

a) Los actos graves de indisciplina que alteren gravemente el desarrollo normal de las actividades del Centro.

b)Las injurias u ofensas graves contra otros miembros de la Comunidad Escolar, ya sean profesores, compañeros o madres y padres de los alumnos.

c) El acoso físico o moral a los compañeros.

d) El uso de la violencia, las agresiones, las ofensas graves y los actos perjudiciales que atenten gravemente contra la intimidad, la salud, la integridad personal o las buenas costumbres sociales contra los compañeros o demás miembros de la Comunidad Educativa.

e) La discriminación, las vejaciones o las humillaciones a cualquier miembro de la Comunidad Educativa, ya sean por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, orientación sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

f) La grabación, publicidad o difusión, a través de cualquier medio o soporte, de agresiones o humillaciones cometidas.

g) Los daños graves causados intencionadamente o por uso indebido en las instalaciones, materiales y documentos del centro o en las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa.

h) La suplantación de personalidad e identidad y la falsificación o sustracción de material y documentos académicos.

i) El uso, la incitación al mismo o la introducción en el Centro de objetos o sustancias perjudiciales para la salud o peligrosas para la integridad personal de los miembros de la Comunidad Educativa.

j) La perturbación o reiteración de conductas que alteren el normal desarrollo de las actividades del Centro y, en general, cualquier incumplimiento grave de las normas de convivencia.

k) La reiteración en el mismo trimestre de tres o más conductas contrarias a la convivencia en el Centro.

k) El incumplimiento de la sanción impuesta con anterioridad.

l) Exhibir símbolos racistas, que inciten a la violencia, o de emblemas que atenten contra la dignidad de las personas y los derechos humanos; así como la manifestación de ideologías que preconicen el empleo de la violencia, la apología de los comportamientos xenófobos o del terrorismo.

 

2. Las medidas correctoras serán las siguientes:

a) La restricción de uso de determinados espacios y recursos del Centro.

b) Permanencia en el Centro después del fin de la jornada escolar con realización de tareas escolares y con el conocimiento y aceptación de los padres, madres o tutores legales del alumno o alumna por un periodo superior a una semana e inferior a un mes.

c) La sustitución del recreo por una actividad alternativa, como la mejora, cuidado y conservación de algún espacio del Centro.

d) Prohibición temporal de participar en actividades extraescolares o complementarias del Centro.

e) Cambio de grupo o clase del alumno.

f) Expulsión de determinadas clases por un plazo máximo de cinco días lectivos.

g) Expulsión del Centro por un plazo máximo de cinco días lectivos.

f) Petición definitiva de cambio de Centro a la Delegación Provincial de Educación cuando el alumno o alumna se reitere en problemas graves de convivencia o por otras causas de carácter educativo relacionadas con un determinado entorno que esté afectando gravemente a su normal proceso de escolarización y aprendizaje.

3. Con el fin de no interrumpir el proceso educativo, cuando se apliquen las medidas previstas en las letras e), f) y g) del apartado anterior, durante el tiempo que dure la sanción, el alumno realizará las tareas o actividades que determine el profesorado que le imparte clase.

Artículo 24. Inasistencia a las clases

1. La inasistencia injustificada a las clases será sancionada. La medida correctora por inasistencia injustificada a una determinada clase será impuesta por el Profesor de la misma, por el tutor o por el Jefe de Estudios. Cuando la inasistencia se produzca en toda una jornada escolar, la sanción será impuesta por el tutor o por el Jefe de Estudios, sin perjuicio de las que puedan imponer los respectivos profesores.

Artículo 25. Órganos competentes para la adopción de medidas correctoras

1. Para la decisión de las medidas correctoras tendrán competencia los siguientes Órganos del Centro:

a) Los Profesores del alumno, dando cuenta de ello al tutor y al Jefe de Estudios.

b) El tutor o tutora del grupo, dando cuenta al Jefe de Estudios.

c) Cualquier Profesor del centro dando cuenta al tutor del grupo y al Jefe de Estudios.

d) El Jefe de Estudios y el Director, oído el tutor.

d) El Director del centro, oído el tutor, podrá establecer las sanciones y la reparación de los daños causados por la realización de trabajos extraordinarios.

2. La imposición de medidas correctoras para las conductas altamente perjudiciales para la convivencia corresponde al Director del Centro.

3. En todos los casos quedará constancia escrita (partes de convivencia) de las medidas adoptadas, que se notificarán a las familias.

Artículo 26. Criterios para la adopción de medidas correctoras

En la adopción de medidas disciplinarias y de medidas provisionales, se deberán tener en cuenta los siguientes criterios generales:

a) La imposición de medidas correctoras tendrá finalidad y carácter educativo, y procurará la mejora de la convivencia en el centro.

b) Se deberán tener en cuenta, con carácter prioritario, los derechos de la mayoría de los miembros de la Comunidad Educativa y los de las víctimas de actos antisociales, de agresiones o de acoso.

c) No se podrán imponer correcciones contrarias a la integridad física y la dignidad personal del alumno.

d) Se valorarán la edad, situación y circunstancias personales, familiares y sociales del alumno, y demás factores que pudieran haber incidido en la aparición de las conductas o actos contrarios a las normas establecidas.

e) Se deberán tener en cuenta las secuelas psicológicas y sociales de los agredidos, así como la alarma o repercusión social creada por las conductas sancionables.

f) Las medidas correctoras deberán ser proporcionales a la naturaleza y gravedad de las faltas cometidas, y deberán contribuir a la mejora del clima de convivencia del Centro. En este sentido, deben tener prioridad las que conlleven comportamientos positivos de reparación y compensación mediante acciones y trabajos individuales y colectivos que tengan repercusión favorable en la comunidad y en el Centro.

g) El alumnado no puede ser privado de su derecho a la educación ni a la escolarización.

Artículo 27. Circunstancias atenuantes y agravantes

1. Para la graduación de las medidas se apreciarán las circunstancias atenuantes o agravantes que concurran en el incumplimiento de las normas de conducta.

2. Se considerarán circunstancias atenuantes:

a) El reconocimiento espontáneo de una conducta incorrecta.

b) La ausencia de medidas correctoras previas.

c) La reparación inmediata del daño causado.

d) La petición de excusas en los casos de injurias, ofensas y alteración del desarrollo de las actividades del Centro.

e) La falta de intencionalidad.

f) La voluntad del infractor de participar en procesos de mediación y de cumplir los acuerdos que se adopten en los mismos.

3. Se considerarán circunstancias agravantes:

a) La premeditación y la reiteración.

b) El uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas, de menosprecio continuado y de acoso dentro o fuera del Centro.

c) Causar daño, injuria u ofensa a compañeros de menor edad o recién incorporados al centro, o que presenten condiciones personales de desigualdad o inferioridad manifiesta.

d) Las conductas que atenten contra el derecho a no ser discriminado por razón de nacimiento, raza, sexo, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por padecer discapacidad física o psíquica, o por cualquier otra condición personal o circunstancia social.

e) Los actos realizados en grupo que atenten contra los derechos de cualquier miembro de la Comunidad Educativa.

f) La publicidad.

g) La utilización de conductas con fines de exhibición, comerciales o publicitarios.

h) Las conductas atentatorias contra los derechos de los profesionales del Centro, su integridad física o moral, y su dignidad.

Artículo 28. Responsabilidad y reparación de los daños

1. Los alumnos quedan obligados a reparar los daños que causen, individual o colectivamente, de forma intencionada o por negligencia, a las instalaciones, a los materiales del Centro y a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa, o a hacerse cargo del coste económico de su reparación. Asimismo, estarán obligados a restituir, en su caso, lo sustraído. Los padres o representantes legales asumirán la responsabilidad civil que les corresponda en los términos previstos por la Ley.

2. Asimismo, cuando se incurra en conductas tipificadas como agresión física o moral a sus compañeros o demás miembros de la comunidad educativa, se deberá reparar el daño moral causado mediante la presentación de excusas y el reconocimiento de la responsabilidad en los actos, bien en público o bien en privado, según corresponda por la naturaleza de los hechos y de acuerdo con lo que determine el órgano competente para imponer la corrección.

 

Capítulo Tercero

El procedimiento para la aplicación de medidas correctoras

SECCIÓN I

Procedimiento general

Artículo 29. Ámbito de aplicación del procedimiento general

1. El procedimiento general es el que se aplicará a las conductas contrarias a la convivencia, por resultar evidentes la autoría y los hechos cometidos y sea innecesario el esclarecimiento de los mismos.

2. Podrá también sustanciarse el procedimiento general en relación con las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en caso de ser flagrante la falta y, por tanto, resulten evidentes la autoría y los hechos cometidos, siendo innecesario el esclarecimiento de los mismos.

Artículo 30. Tramitación del procedimiento general

1. Para las conductas contrarias a la convivencia cuyos hechos y autoría resulten evidentes podrán ser impuestas medidas correctoras de forma inmediata por el Profesor. El Profesor comunicará al tutor y al Jefe de Estudios la sanción impuesta.

2. Cuando sea necesaria la obtención de información que permita una correcta valoración de los hechos y de las consecuencias de los mismos, no será de aplicación de lo previsto en el apartado anterior. En este caso, el tutor, una vez recibida la comunicación de la falta cometida, oirá al alumno infractor y, en su caso, a cuantas personas se considere necesario. Posteriormente, impondrá la medida correspondiente de manera inmediata. No obstante, el tutor propondrá la medida correctora al Jefe de Estudios o al Director en los casos en que el órgano competente para imponer la sanción propuesta sea alguno de estos.

3. En cualquier caso, deberá respetarse el derecho de audiencia del alumno o alumna o, en su caso, de sus representantes legales.

4. La duración total del procedimiento desde su inicio no podrá exceder de siete días naturales. Se deberá dejar constancia escrita de la sanción adoptada (parte de convivencia), haciendo constar los hechos y los fundamentos que la sustentan.

5. En todo caso, las correcciones así impuestas serán inmediatamente ejecutivas.

SECCIÓN II

Disposiciones generales sobre los procedimientos correctores

Artículo 31. Citaciones y notificaciones

1. Todas las citaciones a los padres de los alumnos se realizarán por cualquier medio de comunicación inmediata que permita dejar constancia fehaciente de haberse realizado y de su fecha. Para la notificación de las resoluciones, se citará a los interesados según lo señalado en el párrafo anterior, debiendo estos comparecer en persona para la recepción de dicha notificación, dejando constancia por escrito de ello.

2. En el procedimiento para imponer medidas correctoras, la incomparecencia sin causa justificada del padre o representante legal, si el alumno es menor de edad, o bien la negativa a recibir comunicaciones o notificaciones, no impedirá la continuación del procedimiento y la adopción de la medida.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top